Alianza para las Migraciones en Centroamérica y México

— RETOS —

La migración internacional afecta a millones de personas a diario, generando cambios en las economías y las culturas de las naciones tanto de origen, como de tránsito y destino. Sin embargo, las leyes, instituciones y marcos políticos existentes en Mesoamérica no reflejan la complejidad de flujos migratorios. Actualmente, no existen soluciones adecuadas para responder a temas críticos como la violación de derechos fundamentales que sufren los migrantes en tránsito, además de los retos socioeconómicos que hacen que en un inicio, los migrantes se sientan forzados a salir de sus países en búsqueda de una mejor vida.



— DATOS RELEVANTES —

En 2010 México registró más de 11,000
migrantes secuestrados y cerca de
22,000 víctimas anuales


Fuente: Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH); México. Informe especial sobre los casos de secuestro en contra de migrantes, 2009








— Oportunidades —

En este contexto lleno de desafíos, CAMMINA ha identificado oportunidades para lograr cambios sistémicos en los procesos de migración.

  • La legislación y el marco regulatorio que se encuentran en constante debate en varios países de la región sugieren que es posible generar cambios en políticas públicas, y así proteger al migrante en cada parte de su trayectoria desde el ámbito legal, logrando soluciones que perduren a largo plazo.

  • Cada vez hay organizaciones de migrantes y grupos de la sociedad civil más activos, y más sofisticados al crear estrategias para proteger los derechos de los migrantes. Estos pueden dar visibilidad a temas de migración frente a tomadores de decisión en espacios nacionales e internacionales, y así formar importantes alianzas en beneficio del migrante.
  • En ciertos países existen líderes que impulsan modelos económicos innovadores, apoyando cambios que promueven oportunidades para el sustento de comunidades, a la vez que desarrollan soluciones orientadas hacia las necesidades del mercado.


— NUESTRA RESPUESTA —

En CAMMINA, creemos que es necesario un enfoque regional integral, que vaya más allá de nociones de asistencia, y que esté enfocado en las reformas políticas e institucionales necesarias para abordar las principales necesidades, logrando así cambios desde su origen.

Para abordar esto, CAMMINA colabora con actores claves de México y Centroamérica, identificando las causas de los problemas centrales en el sistema migratorio de la región y buscando soluciones. Promovemos una coordinación formal e informal, así como acciones colaborativas entre las organizaciones que trabajan el tema de los derechos de las y los migrantes, buscando incrementar capacidades en los grupos de la sociedad civil. Además, impulsamos una forma innovadora de pensar sobre el desarrollo de las comunidades de origen, facilitando la implementación de soluciones que puedan lograr un cambio sostenible.